Aves de Venezuela

¡¡Hola!! El staff del foro se a dado cuenta de que no estas registradoo conectado, porfavor registrate o conecatate y se parte de nuestra comunidad!
Aves de Venezuela

Aves Venezolanas

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» Reproducción del pico e plata negro.
Jue Jun 25, 2015 9:01 pm por perezfu

» Capuchino Tricolor (Lonchura Malacca)
Vie Mayo 09, 2014 5:45 am por inoxcroom

» Diamante Mandarin (Taeniopygia guttata)
Vie Mar 14, 2014 7:11 pm por MUSSETT96

» Cardenal Coriano (Cardinalis phoeniceus)
Vie Mar 14, 2014 7:06 pm por MUSSETT96

» Azulillo o Reina Mora (Cyanocompsa brissonii)
Jue Ene 02, 2014 10:17 pm por keneet

» Chiruli o capa negra
Sáb Dic 07, 2013 3:14 am por julio barreto

» Bengali Corona (Sporophila lineola)
Miér Jul 24, 2013 1:55 am por elgandelff

» Canario de tejado (Sicalis Flaveola)
Dom Mayo 26, 2013 12:10 am por juan bello

» Tiaris Bicolor.
Sáb Mayo 25, 2013 7:21 pm por elgandelff

Navegación


    Diamante Mandarin (Taeniopygia guttata)

    Comparte

    inoxcroom

    Mensajes : 43
    Fecha de inscripción : 24/04/2010

    Diamante Mandarin (Taeniopygia guttata)

    Mensaje por inoxcroom el Vie Dic 14, 2012 2:56 am

    El diamante mandarín o pinzón cebra (Taeniopygia guttata) es un ave paseriforme originaria de Australia, característico por su plumaje de suave color crema y pico y patas de fuerte color rojizo.

    Hay dos subespecies de diamante mandarín: Taeniopygia guttata guttata, de tamaño más pequeño, que habita desde Indonesia hasta las costas australianas; y Taeniopygia gutatta castanotis, que se encuentra en Australia continental y es de tamaño más grande.

    El diamante mandarín se ha introducido también en los Estados Unidos y Portugal.

    En su hábitat natural, estas aves se reproducen después de las lluvias, lo que puede ocurrir en cualquier época del año. En cautividad pueden reproducirse durante todo el año. Son gregarios y muy adaptables.
    Índice



    Historia natural

    En el ámbito silvestre, el tipo principal del diamante mandarín, Poephila guttata guttata, es posible encontrarlo en las islas Menores de la Sonda, tales como las de Sumba, Flores, Timor y otras de más reducida dimensión. La subespecie australiana, P. g. castanotis, se halla presente en buena parte del continente, especialmente en la región seca del interior. No se encuentra en las húmedas selvas lluviosas de las zonas costeras.

    El diamante mandarín es un pájaro muy sociable y es posible verlo formando bandadas compuestas por parejas cuyo número oscila entre las 25 y 100.

    La disponibilidad de agua en superficie constituye un factor crucial en la estructura de su forma de vida ya que, aunque se cree que pueden subsistir durante un tiempo muy prolongado sin ella, se mantienen lo más cerca posible de los puntos en que se encuentra. El diamante mandarín se ha adaptado muy bien a las tierras áridas y que como consecuencia de ello es capaz de beber agua con un contenido mucho más elevado de sal que la mayoría de las demás especies. Asimismo también cuenta con la capacidad de retener el agua cuando la mayoría de los pájaros la eliminan a través de la orina, lo cual hace posible que esta especie pueda resistir durante largos periodos de tiempo sin beber.

    El diamante mandarín, junto con otras especies exóticas que consiguen sobrevivir en condiciones propias del desierto, bebe sumergiendo el pico en el agua y succionándola, de un modo parecido al que es habitual en las palomas. Esto les permite beber con mayor rapidez (y abandonar con presteza la charca donde corren el peligro de sufrir un ataque por parte de algún depredador) e igualmente aprovechar, actuando del mismo modo, las pequeñas gotas depositadas en la vegetación, en los recovecos de las rocas y en otros puntos que no serían tan fáciles de alcanzar si se hiciera uso de métodos convencionales propios de otros pájaros. El diamante mandarín bebe hacia la mitad del día mientras que otras especies lo hacen al amanecer o durante las primeras horas de la mañana.
    Canto

    El pollo es un ave muy bulliciosa. Su canto es un fuerte "beep", muy parecido a cuando se hace sonar un patito de goma, que sonando repetidamente conforma una canción con cierto grado de complejidad. Cada ave tiene un canto distinto, aunque diamantes de la misma línea sanguínea exhibirán cantos parecidos.

    Las hembras, como regla general, no cantan.

    El diamante mandarín macho comenzará a cantar en la pubertad. Su canto partirá como algunos sonidos sueltos, pero a medida que crecen se va perfeccionando. Durante ese proceso irá aprendiendo sonidos de su entorno, muchas veces usando el canto de su padre o de otros machos como inspiración.
    Cría en libertad


    El diamante mandarín es probablemente uno de los pájaros cuyo proceso de cría figura entre los más rápidos del mundo, esto es consecuencia de su adaptación a las duras condiciones climáticas en las que vive. En las regiones áridas del interior de Australia la lluvia no tiene carácter estacional, como sucede en el caso en las zonas costeras, y resulta totalmente impredecible cuándo aparecerá. Como resultado de esta situación, el diamante mandarín se ve condicionado por la meteorología en cuanto a su ciclo de cría, y debido a tal circunstancia comienza a construir su nido tan pronto como empieza a llover. Este ciclo se halla tan ligado a las precipitaciones que la especie puede llegar a tener dos o tres puestas en un año o por el contrario no realizar ninguna si la lluvia no hace acto de presencia. El vínculo que une a la pareja es fuerte, y se cree que se establece para toda la vida hasta que uno de los dos muere, en cuyo caso el que sobrevive buscará un nuevo compañero.

    En las áreas de Australia en que las condiciones climatológicas son menos rigurosas, la cría adopta un carácter más regular y tiene lugar generalmente a lo largo de todo el año con la sola excepción de los meses más fríos del invierno que en este caso son junio y julio. En las zonas en que se utiliza la irrigación por aspersión la especie cría durante todo el año salvo en el mes de julio.

    El cortejo se inicia con un restregamiento intensivo de picos seguido de una aproximación del macho a la hembra mediante pequeños saltitos, durante los cuales despliega las plumas de la cola y canta continuamente. Si la hembra se muestra receptiva mueve la cola de un modo parecido a un estremecimiento y acto seguido tiene lugar el apareamiento.
    Construcción del nido

    Las lluvias darán lugar a que hagan su aparición las plantas gramíneas con las que se alimenta el diamante mandarín, y también muchos insectos, por cuyo motivo no pierde tiempo y procede a construir su nido. El macho sugiere, por regla general, algunos puntos idóneos a la hembra tal fin y ésta, tras cierta deliberación, acepta uno de ellos. Se ha podido observar que en aquellos lugares en que la disponibilidad de agua es más segura a lo largo de todo el año, es la hembra en solitario la que construye el nido mientras que el macho lleva a cabo la labor de transportar los materiales.

    Sin embargo, tratándose de la parte interna, ambos contribuyen a su acabado, lo cual indudablemente se debe a la necesidad de imprimir cierta celeridad al ciclo de cría. Los puntos elegidos para instalar el nido varían considerablemente y lo mismo ocurre con la calidad del mismo. Ante todo, el mayor grado de preferencia se inclina por los arbustos espesos pero conviene señalar que el diamante mandarín lo instalará en cualquier lugar que estime apropiado, incluido el suelo entre la hierba. También puede ocurrir que se decida por antiguos nidos de otros pájaros, huecos existentes en los árboles, termiteros, postes e inclusos grandes nidos constituidos por ramaje y previamente ocupados por aves de presa. ¡Evidentemente se trata de una especie muy adaptable! La parte externa del nido se halla formada por ramitas o raíces que derivan hacia otras de tipo más suave y de menor dimensión a medida que se van acercando al punto en que tendrá lugar la cría de los polluelos, el cual se halla recubierto de plumas, briznas de hierba, pelos de conejo y cualquier otro material que la pareja haya podido conseguir. El nido puede estar rematado por una cúpula pero también puede que carezca de cubierta y ciertamente podemos decir que no responde a la bella estructura que caracteriza el de las especies de auténticos tejedores.
    Huevos

    El número de huevos de una puesta será de 3 a 7 por término medio. Son de color blanco puro y su tamaño es asimismo variable, incluso dentro de una misma puesta, pero alrededor de 15mm es la medida que cabe considerar como promedio. Los huevos son blancos y pequeños y deben a estar a una temperatura adecuada.
    Incubación

    Los huevos son incubados por ambos pájaros, que cubren de forma sucesiva y alternada turnos de aproximadamente una hora y media. Cada uno de ellos abandona el nido al oír el canto de llamada de su pareja cuando ésta se aproxima y de este modo el relevo no tiene lugar en el interior. Durante la noche, en cambio, ambos pájaros permanecen dentro. La incubación generalmente se inicia una vez que ha sido puesto el cuarto huevo (debe señalarse que la puesta se realiza a razón de un huevo cada día) y dura entre 12 y 15 días, lo cual depende de la temperatura reinante.
    Emancipación

    Los jóvenes polluelos crecen con mucha rapidez y, según sea el grado de atención prestado por los padres por lo que a alimentación respecta, generalmente se hallan en condiciones de abandonar el nido al alcanzar las tres semanas de edad. Regresan sin embargo de forma continuada para pasar la noche junto a sus padres los cuales siguen dándoles de comer, con carácter reducido, hasta que tienen diez días más, en cuyo momento ya son plenamente independientes.

    En dicho instante pueden abandonar el nido para buscar su propio lugar en el que poder pasar la noche o también cabe que utilicen el nido de sus padres si la hembra decide que querría uno nuevo para su próxima puesta.
    Cría en cautividad

    El diamante mandarín se ha vuelto muy popular entre los criadores de aves de todo el mundo por su vivacidad, su variedad de colores en el plumaje, su adaptación a pequeñas jaulas y su facilidad para la crianza. Todas estas razones llevan a que sea una de las especies de aves de jaula ideales para iniciarse en el hobby de la cría de pájaros. Incluso es recomendable para los niños que deciden dar sus primeros pasos en esta actividad.
    Preparación del nido

    Si bien es cierto que el diamante mandarín realiza la puesta de huevos (al menos en cautiverio) durante todo el año, es recomendable que la preparación del nido se lleve adelante durante la primavera.

    Existen diferencias entre los criadores respecto al tipo de nido más adecuado para la puesta en esta especie. La mayoría prefiere aquellos en forma de caja, a la venta en cualquier tienda de venta de mascotas, que se emplean, habitualmente, en la cría del periquito australiano (Melopsittacus undulatus).

    Otros sostienen que los mejores son aquellos con forma de taza o hemisféricos, que, del mismo modo que los anteriores, se hallan, fácilmente, en las casas especializadas.

    Hay quienes emplean, a su vez, pequeñas vasijas de cerámica o, incluso, los calabacines ahuecados de Lagenaria siceraria, empleados habitualmente como recipientes para la preparación del mate en Argentina y Uruguay.

    Sea cual fuere el tipo de nido elegido, el criador deberá proporcionar a los especímenes destinados a la crianza briznas de heno, hilos de algodón o lino (en pequeños trozos, dado que si su extensión es demasiado larga, pueden llevar a accidentes que terminen con la vida de las aves) o pelo de animales. El macho se encargará de acarrear a los mismos al nido, donde la hembra hará la puesta.
    Cantidad de aves por jaula

    El diamante mandarín es un ave de carácter bastante belicoso para con sus congéneres; por lo tanto, si se busca una buena crianza, lo conveniente es mantener a un solo casal (o pareja) por jaula; si se decide tener más de dos aves en la jaula, será necesario resignarse a observar continuas peleas, destrucción de nidos (dado que buscarán "robar" los materiales con que están construidos, para la elaboración del propio) y rotura de huevos.

    Dentro de las posibilidades del criador, es preferible que la pareja seleccionada para procrear se mantenga en un jaulón y no en una jaula.
    Puesta

    La hembra hará una puesta de tres a cinco huevos por termino medio, aunque se han observado frecuentes puestas con menor (hasta dos) o mayor (hasta ocho) cantidad de huevos. Si se busca una crianza con fines comerciales, y dada la monogamia que practican estas aves, se recomienda siempre el evitar seguir cruzando un casal que en su primera puesta ha echado una baja cantidad de huevos. Obviamente, esta recomendación no es aplicable si la crianza se realiza únicamente con fines recreativos.

    Los huevecillos son de color blanquecino y miden apenas unos 15 mm.

    La incubación de los mismos no excede nunca las dos semanas(dependiendo del clima y la temperatura)pues podria alargarse hasta 18 dias o reducirse hasta en 9 dias.
    Alimentación de los polluelos

    Las crías, como la gran mayoría de las aves, nacen ciegos e implumes. El pico es color negro, alcanzando recién a los dos meses de edad, el característico rojo coral de la especie.


    Si bien son alimentados por sus padres, sin necesidad que el criador tenga una participación activa en este proceso, es más que recomendable que se le ofrezca a los padres una dieta mucho más rica que la que se otorga normalmente (el diamante mandarín adulto no requiere demasiados cuidados alimentarios, y puede tener una vida muy longeva con sólo otorgarle semillas de mijo): yema de huevo cocido, alimento balanceado para pollos (previamente deshecho en agua) y hojas de lechuga.
    Separación de los padres

    A las tres semanas de vida, los polluelos comienzan a salir del nido y comienzan a tratar de volar (sobre todo, si el nido ha sido colocado en un jaulón y no en una jaula). Por lo común, suelen mostrarse muy vivaces desde este momento.

    Como se ha indicado previamente, el carácter de estos pájaros es sumamente belicoso, por lo que resulta conveniente separar las crías de sus progenitores al mes y medio de edad; en caso contrario, los padres los picotearán y lastimarán seriamente, llegando, en ocasiones, a matarlos.
    La muda

    Los ejemplares jóvenes de diamante mandarín comienzan su muda al llegar a la edad de 8-9 semanas y finaliza después de que haya transcurrido un periodo de 4-7 semanas, lo cual supone que se hallan en condiciones de cría en el ámbito silvestre tras cumplir los tres meses aproximadamente. Debe admitirse que es un proceso extremadamente rápido y no se recuerda a ninguna especie que llegue a la madurez con esta celeridad.
    Sociabilidad

    En el ámbito silvestre el diamante mandarín es extremadamente sociable y de ello tienen clara percepción los que integran una comunidad. Se visitan mutuamente en sus nidos sin que surja ningún problema pero no toleran la presencia de otros ejemplares de su misma especie si provienen de otra comunidad. Muestran gran valentía en la defensa de sus nidos contra los miembros de otras especies, incluso aquellos que cabe que sean de tamaño algo mayor que ellos. Son muy cautos y no permiten que las personas se les acerquen a distancias muy cortas como en el caso de otros pájaros. Se han adaptado, sin embargo, a la vida urbana y es posible encontrarlos en torno a muchos asentamientos humanos, donde se aprovechan en forma plena de los cultivos agrícolas y de la disponibilidad de agua.
    Alimentación

    Las gramíneas constituyen la base de la dieta del diamante mandarín. Sus semillas son recogidas en el suelo o bien picoteadas en vuelo directamente de la planta, no sabiéndose de caso alguno en que se hayan aferrado a ellas como es habitual en muchas otras especies. Consumen las semillas tanto de plantas nativas como introducidas y también ingieren un reducido número de insectos diversos, incluidas las termitas.Pueden comer trozos de zanahoria y un cacho de manzana y también una lechuga y su propia comida.Deben que tomar agua todos los días porque si falta solo un día se mueren con falta de Agua,ellos son como todos los Pájaros en el que comen Sano todos los días y sin faltar uno.
    Cuidados

    En primer lugar estudiemos su comportamiento para comprobar si saltan de una percha a otra voluntariamente y no debido a que nuestra presencia les ha asustado. Sus ojos se mantendrán abiertos y límpidos, y su pico mostrará un perfil perfectamente alineado. Tampoco deberá observarse indicio alguno de lagrimeo o presencia de mucosidades en los orificios nasales. Las patas mostrarán un aspecto limpio y sin inflamaciones, sin que se aprecie la ausencia de algún dedo ni tampoco deformaciones de ningún tipo. Las plumas deberán tener aspecto compacto y estar pegadas al cuerpo. Si alguna de ellas aparece rota, este hecho no supone ningún problema ya que se verá sustituida cuando tenga la próxima muda. En cambio si hay ausencia de ellas hasta constituir un calvero, esto ya es otra cuestión y el ejemplar así afectado deberá evitarse. Cuando duermen, los pájaros permanecen posados sobre una sola pata, giran la cabeza formando un ángulo de 90º y la repliegan hasta esconderla dentro de la parte inferior del cuello. Después ahuecan las plumas y el aire que circula por el espacio así formado se calienta y los mantiene protegidos con relación al medio ambiente. Cuando un pájaro está enfermo se posa apoyándose en ambos pies, ahueca el plumaje y deja caer la cabeza hacia adelante. Debe señalarse, no obstante, que ocasionalmente puede ocurrir que uno cualquiera duerma con la cabeza proyectada hacia adelante y con ambos pies posados sobre la percha pero sin que ello suponga que sufre alguna dolencia. El estado de sus ojos nos proporcionará una buena idea de su estado y la experiencia nos enseñará cómo descubrir la diferencia. No obstante debemos de vigilar que durante el día no estén durmiendo o a veces con las plumas ahuecadas. Si esto ocurre acuda a su proveedor habitual o veterinario ya que pueden tener alguna dolencia o carencia vitamínica.


    MUSSETT96

    Mensajes : 3
    Fecha de inscripción : 14/03/2014

    Re: Diamante Mandarin (Taeniopygia guttata)

    Mensaje por MUSSETT96 el Vie Mar 14, 2014 7:11 pm

    buenas... tengo un par de ellos.son jóvenes pero ya mudaron todas sus plumas. tengo varios nidos y en tres de ellos estan haciendo nidos eso es normal quisiera saber si algun metodo para reproducirlos

      Fecha y hora actual: Jue Nov 23, 2017 5:04 pm